+34 958 28 22 09

Tratamientos con Diatermia Capacitiva Digital (III): Artrosis (1/4)

21/Ago/2014

ARTROSIS

Enfermedad degenerativa de las articulaciones. Es un trastorno crónico de las articulaciones caracterizado por la degeneración del cartílago y del hueso adyacente.

Generalmente cursa con dolor articulatorio y rigidez.

La artrosis puede tener distintos orígenes; una enfermedad como la de Paget, una deformidad, una infección, una herida o el uso excesivo de una articulación, también existe un tipo de artrosis de origen desconocido. Por lo general, los síntomas se desarrollan gradualmente y afectan inicialmente a una o a varias articulaciones.

El dolor es el primer síntoma, a menudo este se intensifica con la actividad. La articulación puede perder movilidad e incluso puede quedar completamente rígida en una posición anormal a medida que progresa la lesión provocada por la artrosis. El crecimiento de cartílago, hueso y otros tejidos puede aumentar el tamaño de las articulaciones. La superficie áspera del cartílago hace que las articulaciones suenen al moverse.

A continuación se indican las articulaciones más frecuentemente afectadas:

ARTROSIS DE COLUMNA

La artrosis afecta con frecuencia a la columna vertebral. El dolor de espalda es el síntoma más frecuente. Las articulaciones lesionadas de la columna suele causar únicamente dolor y distintos grados de rigidez. Sin embargo, si el crecimiento óseo comprime los nervios, la artrosis de cuello o de la zona lumbar puede causar entumecimiento, disestesias, dolor y debilidad en las extremidades. En ocasiones, la compresión de los vasos sanguíneos que llegan a la parte posterior del cerebro ocasiona mareos, problemas de visión, náuseas y vómitos.

Tratamiento:

En general suele afectar a una o más zonas. Si hay más de una zona afectada, comenzaremos por la más dolorosa.

En la exploración observaremos dos situaciones: unos pacientes presentarán una gran contractura muscular y otros un fuerte dolor en la apófisis dorsal de algunas vértebras acompañada de una contractura moderada.

En los casos con fuerte contractura y dolor en las masas musculares peri espinales, insistiremos más tiempo sobre los músculos, y cuando estén más relajados seguiremos por toda la zona a tratar.

Cuando predomine el dolor en la columna, aplicaremos el tratamiento según las figuras que a continuación detallamos.

Zona cervical:

Artrosis cervical

Se recomienda tratar la zona cervical con los programas LESIONES MUSCULARES y NEUROLOGÍA.

La localización anatómica de los puntos marcados en este y en las siguientes figuras, no es precisa, el terapeuta al explorar el cuello debe localizar mediante presión y palpación, los puntos más dolorosos dentro de la zona indicada e insistir más en dichos puntos.

En la artrosis cervical se suelen aplicar de 10 a 15 sesiones.

Zona dorsal, lumbar y sacra:

Artrosis dorsal lumbar sacra

Se recomienda tratar la zona con el programa LESIONES MUSCULARES y con el programa NEUROLOGÍA, salvo en la zona lumbar donde se utilizará el programa LESIONES OSTEOARTICULARES y el programa NEUROLOGÍA.

Es importante localizar los puntos más afectados para aplicar más tiempo en dichos puntos, también es necesario insistir en el espacio intervertebral si a la presión es doloroso.

En la zona lumbar, hay que atender especialmente a la articulación 5L-1S. Si dicha articulación está afectada, aplicar durante mayor tiempo en el espacio intervertebral y en los lados, tratando de buscar el disco intervertebral.

En la artrosis sacra, explorar mediante presión todo el hueso sacro y la articulación sacro ilíaca. Los puntos de mayor dolor se tratarán con insistencia.

Se deben pautar de 10 a 15 sesiones, con una pauta diaria al inicio y posteriormente a razón de dos-tres por semana.

ARTROSIS DE CADERA

Se recomienda tratar la zona con el programa LESIONES OSTEOARTICULARES y el programa NEUROLOGÍA.

Artrosis de cadera

Explorar toda la zona buscando los puntos más dolorosos, es importante cubrir toda la cápsula articular coxo-femoral.